jueves, 5 de abril de 2012

TOP-7013 Pegaso Cabriolet Saoutchik 1ª Serie

En una mezcla de intentar no ser pretencioso y omitir algunos injustos adjetivos que han recibido estas carrocerías Parisinas, la realidad es que de los 86 Pegasines, los 18 Z-102 vestidos por Saoutchik son los que más han sufrido los infortunios del abandono, desaparición o despiece para completar otros hermanos de sangre, ya que tan solo 8 se conservan en perfecto estado. Cuanto menos complicado, hablar de modas desde nuestra visión actual, cuando en su época abundaban las carreteras sin asfaltar y los carros empujados por animales de carga. Por que no pensar, que sus delicadas y hermosas curvas diseñadas por el bielo-ruso Zswutchik, eran tan válidas para los enormes chasis de los 30, como para el autobastidor Enasa de 2.344mm de largo entre ejes. Como también lo podría ser ampliar el catálogo para nuestro deportivo y ágil Pegaso Español, con motor de F1 de la época, pero acabado en una versión refinada en aluminio ligero, adecentada de exquisitos y glamurosos detalles. En cualquier caso dependerá de quien juzgue más de medio siglo después, lo acertado de la colaboración entre Pegaso y Saoutchik, aunque lo que es indiscutible es que en octubre de 1953 en el 40º Salón del automóvil de París, en una excelente puesta en escena orquestada por Don Wifredo, cada uno en su correspondiente "Stand" dos cabriolets brillarían con luz propia...

Pegaso Z-102 Cabriolet Saoutchik 1ª Serie 1953 - Chasis 0102.153.0134

...El hijo del fundador Pierre Saoutchik, que se había hecho paulatinamente con el control de la compañía y especializado en el diseño de lujosos descapotables, realizaría para Pegaso tan solo 4 de este tipo de "carrosserie" en constante evolución, truncada por la inevitable quiebra de la firma francesa. Desglosarlos en series es tan acertado como singular, debido a que los tendremos que dividir en preserie, nuestro protagonista en la serie 1 única compuesta por un binomio y serie 2, con sustanciables diferencias entre todas sobre todo en calandra, parachoques y faros delanteros. Así la serie uno completa se presentaba al público, el 0132 en el stand de Pegaso pintado en crema y tapizado en verde, del que se encuentran mayor numero de fotos en la feria, junto a nuestro slotizado pintado y tapizado en azul en el stand de Saoutchik, ambos con dirección a la izquierda aunque este último la numeración de su chasis(153) indique lo contrario.

Cabriolets que correrían suerte dispar, mientras el color crema sería usado simplemente para sustituir el motor averiado del Prototipo Cabriolet Enasa ref.02 y desguazado en su totalidad tanto chasis como carrocería en 1963, nuestro protagonista uno de los pocos supervivientes en perfecto estado, además de ser en general entre todos los pegasines uno de los que mejor se conserva de origen,
no exento de una restauración y nuevo pintado en blanco crema(quizás por ser similar al color de su hermano) realizada por el conocido coleccionista Walter Ankli en 1976, además de diferentes restauraciones en motor y carrocería por los propietarios actuales en absoluto económicas. Uno de sus detalles más característicos son sus famosas 6 maletas de piel hechas a medida del mismo color que la tapicería, escondidas tras tumbar los respaldos de los asientos delanteros, lo que nos hace una idea de que su creación era destinada a pudientes veraneantes por ejemplo de la costa Azul o costa Brava. 

La colección Pegaso "Collection" presenta sus novedades en parejas, habitualmente en formato "una de cal y otra de arena", lo de cal por los cromos repetidos y lo de arena por atraverse con auténticos inéditos en slot aún de mayor dificultad en este caso con los eternos olvidados Saoutchik. Si ya había captado en su anterior berlinetta de forma óptima sus preciosas e incomprendidas curvas, decorado con los excelentes fotograbados de las dos salidas de aire laterales en forma de media luna y las placas laterales "Special Body By Saoutchik París"(en esta ocasión debió ser "Carrossé par Saoutchik, París" cubramos un tupido velo), con correcta calandra en forma de cruz y parachoques en forma de asa, ahora los interiores probablemente la mayor virtud de Top Slot frente a otros fabricantes en resina, es cuando cobran mayor protagonismo. Las versiones descapotables permiten disfrutar sin dificultad  todos los detalles del habitáculo, relojes Jaeger, volante Nardi, radio, altavoz, botonera central(control de luces, limpias y arranque), guantera, tapicería de las puertas con manetas interiores, además de los habituales cambio de marchas y freno de mano, la realidad más que sobresaliente solo faltaría la utopía de que los asientos fueran practicables y nos mostraran el juego de maletas a medida, en cualquier caso un auténtico lujo para el Slot.

En este caso es el RTR Fix Number 079/300.

(Nuestro protagonista en perfecto estado de revista en la Autoretro de Barcelona 2007, desde minuto 1:29 a 1:40)

(Cabriolet Saoutchik Prototipo y el Sr. Celso Fernández mostrándonos sus dotes, ahora  como actor en la película de 1953 "Fantasía Española")
Salud,
Toni Bareta

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar la colección de Toni Bareta.
Contestaremos tu comentario lo antes posible.