martes, 21 de febrero de 2012

OC-03 Renault 11 Turbo Portugal 1987 Ragnotti

En un momento en el que nos tomamos demasiado en serio las bromas del Guiñol, que mejor que con carácter reconciliador y aprovechando la novedad de Octane, recordar a un superdotado de nuestro país vecino. Difícil discernir si la resinera Catalana rinde tributo al pequeño Jean Ragnotti o tiene un motivo comercial, pero hojeando su primer catálogo presentado en la feria de Nüremberg, sin el Opel Kadett agotado (comentado aquí), 3 referencias se antoja que desde aquí lo vemos como lo que es, uno de los más grandes. Más cercano de lo imaginado, de padre de origen Italiano y madre de origen Español, nacería el 1 de agosto de 1945, en Pernes en el sur de Francia entre los Pirineos y los Alpes. Como otros genios no fue un gran estudiante y menos con las matemáticas, pero pronto se aficionaría a los vehículos de su padre. Sobretodo con el tractor, ayudando en el campo, con las cosechas de melones o tomates y la venta ambulante, esperando con anhelo el mejor momento del día agotar existencias y comenzar con los repartos a domicilio. No tardaría en obtener el permiso de su padre en llevar el camión de la familia, aunque no tuviera edad para hacerlo, cumpliendo con su mayor obsesión conducir. Poco se podrían imaginar, aquellos que abrían sus puertas en la Costa Azul y se encontraban a aquel niño, risueño y testarudo, cargado de flores de Holanda o productos del campo, que se convertiría en uno de los deportistas más famosos de Francia...

R11 Turbo WRC Portugal 11-14 Marzo 1987
(Jean Ragnotti y Pierre Thimonier, posición final 2º)

...y dando un pequeño salto, ya que si el Rally de Portugal de 1987, para nuestro campeón Carlos Sainz, fue su debut en el mundial con tan solo 25 años, para "El Acróbata", prácticamente estaba al final de su carrera, aunque con muchas cosas que decir todavía. Un Rally que se miraría con lupa, más después de lo que ocurrió el año anterior con el de accidente del Ford RS 200 de Joaquim Santos, que por esquivar público acabaría perdiendo el control, matando a 3 espectadores e hiriendo de gravedad a 31. Qué emotivo es ver a Henry Toivonen, a escasos días de su fatal destino, en el hotel "Estoril Sol" como portavoz del desplante de una gran parte de pilotos. Y es que, aunque algunos los quisieran culpabilizar por no cumplir con sus obligaciones, la realidad era que pilotaban frente a paredes de seguidores agolpadas en las cunetas o en medio del tramo. Seguridad que aún tardaría en ser modélica, ya que en el mismo rally que nos ocupa, una nueva salida provocaría otra victima mortal. En cualquier caso, con el Grupo "B" ya suprimido por seguridad, era el turno de los vehículos de serie, los Lancia Delta HF 4WD únicos transformados a grupo "A", los Audi Quattro o los Ford Sierra, favoritos a priori frente a los R11 de 1419 cc. con turbo Garret.

Carlos Sainz no podía empezar mejor, ganando la primera especial, pero pronto se pondrían las cosas en sus sitio con Markku Alen y su Lancia ganando la segunda y tercera manga. Los Audi no se mostraban competitivos, pero el "Dios" con su R11 manejado con sus zapatillas "Nike" peladeando al más puro estilo del batería Ian Paice, a golpe de volante y freno de mano, realizaría una espectacular remontada ganando la cuarta y quinta manga. La sesta fue para el Español, pero tendría que abandonar por avería en la octava, y a partir de ahí con el Finlandés Markku intratable, Jeannot se tendría que conformar con la segunda posición, dejando atrás el resto de Lancias y Audis, culminando una actuación memorable para el Francés. Haciendo balance anual  y pese a solo disputar 5 de 13 Rallys del WRC, no obtendría ningún abandono, y un destacado 5 en la general, llevando a Renault como 3º por equipos, solo por detrás de Lancia y Audi.

No era difícil adivinar, viendo la ilustración de Lluís Bargalló, que Octane se decantara justo por la decoración que nos ocupa, formando una pareja ideal junto con el de Monte Carlo de mismo año y piloto (comentado aquí). Siendo exactamente el mismo coche, esta vez en un precioso y deslumbrante bicolor blanco y amarillo, adecentado con todas las calcas correctas (incluido matrículas) del Rally de Portugal "Vinho do Porto" de 1987. A diferencia del modelo anterior, interesante la calca de "F" en el parachoques trasero, la supresión de los antinieblas "Cibie", y el no dorar los focos delanteros, todo acorde con el modelo 1/1. Y a la espera de la próxima comida Hobby Clasica en nuestro particular restaurante "Oro del Rhin"...en Rubí, probablemente lo mejor de ir a recoger las novedades sloteras, donde le aplicaremos a la caja las calcas correspondientes a la numeración y el stick exinero del color, lo único pendiente en esta referencia, para continuar engrosando un catálogo ya definitivamente interesante...

En este caso es el RTR ?/300 built factory, pendiente de etiquetar por el fabricante.

(Preparación R11 e imágenes del Rally Portugal 1987)

(Extenso reportaje sobre el Rally de Portugal de 1987)

Salud,
Toni Bareta

1 comentarios:

Anónimo dijo...

toni eres un pirata gracias a tus publicaciones me entran ganas de comprar todos los coches que sacas en tu pagina, el problema esque no llego de bolsillo jejejeje. bueno crack sigue asi que cada vez te superas mas un fuerte abrazo alvaro gascon

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar la colección de Toni Bareta.
Contestaremos tu comentario lo antes posible.