viernes, 4 de febrero de 2011

Ecurie Ecosse Commer Transporter 1959-1960

La historia de Ecurie Ecosse (Escudería Escocesa en Francés), es la consecución de un sueño hecho realidad. De como un equipo con un bajo presupuesto, sin ser fabricante de coches, obtuviera numerosas victorias, pero además consiguiera superando sus propias espectativas, ganar nada menos que en dos ocasiones, la carrera más prestigiosa, las Le Mans de 1956 y 1957, ante la atónita mirada de todo el mundo relacionado con el motor, y sobre todo de sus perseguidores, equipos oficiales como Ferrari, Maserati, Jaguar, Aston Martin entre otros, con mayores recursos y en definitiva, con los mejores vehículos de la parrilla. Todo comenzaría a principios de los 50, David Murray, un escocés asesor contable, que regentaba un pub, y que además de ser representante de vinos, era un apasionado del motor. Probablemente la guerra truncó su carrera como piloto, y debió influir su participación en 5 Gran Prix entre 1950 y 1951, donde en todos se tuvo que retirar, pero lo determinante sin duda fue su grabe accidente en Nurburgring, donde su mujer y el mismo decidieron acabar su carrera como piloto, y buscar mayores éxitos como director de equipo. Su plan sería novedoso y complicado, comprar 3 coches, y buscar a 3 pilotos dispuestos a ser propietarios de ellos y pagarlos, además de ser dirigidos por Murray. Para acabar de complicarlo, los coches debían ser Jaguar si o si. Contaría con la ayuda, como socio de Wilkie Wilkinson, su antiguo mecánico, el cual tenía un gran prestigio por su habilidad en preparar motores para las carreras. Usarían como base su taller mecánico en Merchiston, Edimburgo. Además, aprovechando sus conocimientos financieros, buscaría diferentes sponsors, uno de los primeros en desembolsar una gran suma, sería "Esso". Ya solo quedaba buscar el nombre del equipo, que como una operación de marketing, se buscó traducir "Escudería Escocesa", en Francés o Italiano, como muchos otros equipos, y al final se decidió por el Francés. Además, se adoptaron los colores del equipo de Fútbol y Rugby de Escocia, constituyendo un azul metálico característico en todos los modelos, además de el logo con la cruz de San Andrés, y el nombre de la escudería.

Ecurie Ecosse Commer Transporter 1960

Después de la fundación del equipo en 1952, de comprar 3 Jaguar XK120 y de encontrar a los 3 pilotos, y aunque no hay un claro registro como escudería, su primer año fue realmente ejemplar. De 14 participaciones en carreras, 10 primeros puestos, 6 segundos y 6 terceros. Para 1953, Murray volvería a comprar 3 nuevos Jaguar X-Type, a un precio muy por debajo de su valor real, obteniendo un éxito muy similar al año anterior. Con un total de 15 eventos diputados, 10 victorias, 5 segundos y 5 tercer puestos.

En 1954, la escudería volvería a cosechar grandes carreras, después de 17 eventos, 12 victorias, 11 segundos y 9 terceros. Para 1955, la escudería volvería a comprar 2 nuevos Jaguar X-Type, y una vez más obtendrían grandes resultados, después de 12 eventos disputados, 7 victorias, 5 segundos y 3 terceros. Si es verdad que muchos de los eventos, eran carreras locales, en 1956 iba a cambiar por completo, ya que la mayoría de competiciones fueron internacionales, con increíbles resultados de 16 pruebas, 9 victorias aunque habría que destacar, la realizada por Ron Flockhar y Ninian Sanderson, que además de ganar las Le Mans, batiría a nada menos que los Jaguar oficiales, con nueva versión de Jaguar D-Type y por supuesto a ilustres como Ferrrari, Masseratti, Austin Martin....Por fin , Ecurie Ecosse había llegado a la cima, ganando la carrera más grande del momento. Fue una victoría de total repercusión en el mundo del motor, todo hacía pensar que habían llegado al máximo de sus posibilidades, rodeados de elogios y felicitaciones, ¿que podrían hacer para superar tal proeza? Para, 1957, la fábrica Jaguar se retiraría de la competición, despues de lo éxitos obtenidos, y con la entrada en escena el equipo Ecurie, se dedicarían por completo a la fabricación y venta de coches Jaguar. Por otro lado, Murray lograría algo impensable, un claro trato de favor, que les proporcionaría, 3 nuevos E-Type de la fábrica Jaguar en concepto de alquiler, con opción a compra a final de temporada, a cambio los coches debían llevar la bandera de Jaguar.

Por primera vez, un equipo privado competiría en el campeonato del mundo Sports Cars, en 1957, que era una serie de las 6 carreras más importantes, con un mínimo de 1000 km de longitud. Comenzaron con un 4 puesto en Argentina, y para las carreras de la Mille Miglia y Spa, acabaron sin puntuar, pero llegaban las Le Mans y aunque la competencia era feroz, los Jaguar contaban con una gran fiabilidad y resistencia. Se inscribieron un total de 5 Jaguar de equipos privados, 2 para el Ecosse, y la carrera como no podía ser de otra forma, comenzó con un dominio de Ferrari, Maserati y Aston Martin. Pero no nos olvidemos, las Le Mans es una carrera de resistencia, y poco a poco fueron retirándose todos los rivales de la cabeza. En la parte final, los dos Jaguar del Equipo Ecurie, marchaban en primera y segunda posición, las paradas en boxes, fueron perfectas, lideradas por el mecánico Wilkie, que afinaba los motores como nadie y que consiguieron mantener hasta el final. El resultado histórico, doblete en Le Mans de 1957, para el equipo Ecurie, y tercer, cuarto y sexto para el resto de equipos privados con Jaguar. El equipo Ecosse, siguió participando en carreras hasta 1971, sin cosechar grandes victorias, aunque en los 80 volvió a renacer obteniendo entre otros resultados, el Campeonanto del mundo de resistencia en la clase C2 de 1986, sin duda un equipo histórico.

Para 1959, el equipo se vio obligado a cambiar su antiguo camión de transporte. El diseño se encargó a el ingeniero aeronáutico Shelby Howgate, y su principal característica era que podía llevar a tres coches. Fue construido por Walter Alexander y la compañia Falkirk, especializada en la construcción de autobuses. Se uso como base, el chásis de un autobus Commer horizontalmente opuesto, el cuerpo era de aluminio, con una precioso diseño en forma de pez, y el motor una bestia de lo más estraña, dos tiempos, tres cilindros y 6 pistones. Además tenía un sistema de cilindros hidraúlicos y cables de elevación, para las rampas de los coches. Se presentó en mayo 1960, y después de usarse hasta mediados de los 60, pasó por diferentes dueños hasta llegar a los ingenieros Lynx en 1993, famosos por sus trabajos con diferentes coches Jaguar. Se restauró por completo, aplicando más de 3.000 horas, dejándolo en el estado actual, como podemos ver en esta fotografía.

El master, esta realizado por el artesano y dentista de profesión Peter Pré, el molde ejecutado por MMK, y el trabajo de montaje y pintura por el artesano Manel Espallargues. Sin olvidarnos de la distribución de Jordi Molist, además de supervisar la producción, conocedor de los detalles, para crear una pieza única, con valor añadido para el coleccionista. Aunque la puerta trasera no es practicable, y las llantas son de resina, hay detalles excepcionales como los dos cuadros detras del conductor, o un doble juego de rampas, por no hablar de las formas del molde y el color, fiel al original. Claramente estamos ante una excelente producción, que nos permitirá completar el conjunto, de todos los Jaguar slotizados de la escudería Ecosse.

En este caso RTR 56/100, que como podréis observar igual que el Renntransporter, con el modelo grabado en el chasis, y la firma del autor "By Peter Pré".

(Una de clásicos escoceses)

(Histórico doblete Le Mans 1957 Ecurie Ecosse Parte 1)


(Histórico doblete Le Mans 1957 Ecurie Ecosse Parte 2)

Salud,
Toni Bareta

1 comentarios:

IBERSLOT dijo...

Hola Toni:
Que gran pieza !!!! es realmente bonito y para mi es extraordinario porque en temas de resina estoy muy perdido( Alex ya te tengo en cuenta ).El caso es que es una entrada preciosa.Como siempre con la calidad que nos tienes acostumbrados.
Felicidades por tu excelente trabajo
Mikel

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar la colección de Toni Bareta.
Contestaremos tu comentario lo antes posible.