martes, 27 de julio de 2010

Alfa Romeo 33-2 "Periscopica"

Fue en 1964 cuando Alfa Romeo creó un departamento de competición, llamado Autodelta, iniciándose en el Gran Turismo pero que acabaría centrada en crear prototipos y dejar de lado competir con vehículos de serie. Bajo la dirección del excelente ingeniero Carlo Chitti, que venía de Ferrari.

A raíz de los éxitos alcanzados por las Giulia GTA (en la clase Gran Turismo), Alfa Romeo y Autodelta trabajaron en un coche de competición totalmente nuevo que restaurase la antigua reputación de Alfa (esta vez en la clase "Sport Prototipos"). Bajo el código “105.33”, el nuevo coche fue diseñado por el departamento experimental de Alfa,  después enviado en 1965 a Autodelta, que lo desarrollaría más a fondo. 
Autodelta diseño un motor 2 litros V8 totalmente nuevo, acoplado a un cambio de 6 velocidades
Colotti, sobre un chasis formado por tres grandes tubos de aluminio (dos situados longitudinalmente
en los laterales y otro colocado transversalmente en la parte posterior) equipándolo con suspensión
mediante wishbones dobles y frenos de disco Girling en ambos ejes.

Denominado simplemente como "33" hizo su aparición en la temporada 1967, el primer modelo bautizado con el alias de Periscopica, debido a la a la particular toma de aire que se sitúa por encima del habitáculo surgiendo en forma de periscopio de submarino y cuya función es la de alimentar de aire al motor, que fue pronto sustituido por otras versiones legendarias. Debido a toda esta serie de versiones posteriores se le añadió el "-2", indicando su cilindrada de 2 litros, y así poder distinguirlos.
 
Alfa Romeo 33-2 "Periscopica" (5º 1000 Km Nürburgring 1967)

El 33-2 debutó con victoria en una prueba menor,la subida en cuesta a Fleron (Belgica),con el nº215 pilotado por el italiano Teodoro Zeccoli,piloto probador de la marca del "BISCIONE"por delante de Zwiffely Vogele. 

Nuestro 33-2 con el nº 22 participo en los 1000 KM. de Nurburgring de 1967 inscrito por la fabrica para Roberto Businello y Teodoro Zeccoli, figurando como reserva Ignazio Giunti. En los entrenos marcaron el 14º crono (9'32''a 147 k.p.h.de media).
Los otros dos coches eran pilotados por Andrea de Adamich/Nanni Galli y Giacomo Russo(GEKI)/Gian Carlo Baghetti. A partir de la vuelta 19,los pilotos del nº 20,De Adamich/Galli,relevaron a Businello/Zeccoli,llevando el 33-2 nº22 a la 5ª plaza tras cuatro PORSCHE 910.
En origen los 33-2 pecaban de poca estabilidad. Dos grandes pilotos el italiano Leo Cella,y el frances Jean Rolland fallecieron en accidente efectuando ensayos privados para Autodelta. 

 Nos despertamos algo tarde, ya que es uno de los últimos entregados, pero hay que decir que es una auténtica maravilla a nivel de los racer tanto en decoración como en configuración para la pista, con motor en posición “anglewinder” montado sobre una bancada Setup multirregulable y una carrocería de tan solo 23 gramos. Una auténtica demostración de que se puede realizar un proyecto de gran nivel por tan solo 89 euros. 
   
Sin duda la presentación es una de las mejores realizadas hasta el momento, con base de madera con una cúpula transparente, encajando el coche en una especie de envasado al vacío.  Además de una placa metálica y un certificado firmado por sus creadores Juanjo Moya y Albert Jobal.

En este caso es el RTR 270/300 built factory.


(Y ahora toca babear con este exclusivo y uno de los más bellos automóviles jamás realizado)

Salud,
Toni Bareta

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar la colección de Toni Bareta.
Contestaremos tu comentario lo antes posible.